Lagos de Covadonga Ride by Movistar es una prueba cicloturista referente desde hace años entre todos los ciclistas amateur que pueblan la geografía española, pero también se ha convertido en una fecha de mucha relevancia para el sector de la hostelería y los empresarios de Cangas de Onís.

Buena prueba de ello son las cifras de ocupación de las que goza la localidad asturiana durante estas fechas: en torno al 95%, según datos del propio ayuntamiento. Todo ello en un municipio que posee 220 establecimientos hoteleros, entre hoteles, casas rurales, casas de aldea, apartamentos y pensiones, lo que se traduce en más de 4200 plazas hoteleras.

Desde el consistorio cangués no dudan en destacar la Lagos de Covadonga Ride by Movistar como la prueba que el sector hostelero espera “con más impaciencia”. “El turismo deportivo esta cada día más en boga, y en Cangas de Onís lo sabemos bien. Por ello albergamos más de 14 pruebas deportivas anuales”, explican.

La Clásica cicloturista atrae además a un tipo de turista muy valorado por el sector hostelero: un perfil deportista, sano, que apuesta por la naturaleza sostenible y que suele llegar acompañado por su familia y grupo de amigos.

“El deportista y sus acompañantes aprovechan para disfrutar de Cangas de Onís, ya sea dando un paseo, visitando el Puente, la Capilla de Santa Cruz (con su Dolmen), el Aula del Reino, o disfrutando de nuestros comercios y la tan valorada gastronomía asturiana”, explican desde el Ayuntamiento.

Así, es fácil entender por qué la convocatoria de la cicloturista Lagos de Covadonga Ride by Movistar es tan valorada. Ayuda a romper con la estacionalidad tan propia del turismo y crea un nuevo pico de ocupación que ayuda económicamente a toda la comunidad. Todo ello en consonancia con un consistorio que ha hecho una “firme apuesta” por el turismo deportivo como motor para la localidad.