La Clásica de Lagos de Covadonga es la cicloturista por excelencia marcada en rojo en los calendarios de los aficionados españoles al ciclismo. Más de 25 ediciones después, la carrera asturiana se mantiene como referencia para los corredores amateurs amantes de la épica que se respira en las montañas de Picos de Europa.

Desde el año 2003, cuando el club Navastur (http://www.cctnavastur.es/) se hizo cargo de la ‘Clásica’, la prueba ha ido creciendo año a año. Pasando de una subida inicial exponencial, de 500 inscripciones más cada edición, a la estabilidad y profesionalidad de la que hace gala hoy en día y que atrae a más de 4.000 ciclistas de todos los puntos de la Península Ibérica.

La llegada a Lagos de Covadonga, convertida en un icono de las dos ruedas, ha visto sufrir en sus rampas a ciclistas de la talla de ‘Perico’ Delgado, Chris Froome, Bernard Hinault o Alberto Contador, entre otros.

Puntos como La Huesera o el Mirador de la Reina unen sus nombres al Alto de la Tornería o La Roballeda, puertos que pondrán a prueba a los centenares de valientes que quieran subir las cuestas que propone la cicloturista de Lagos de Covadonga, que está cada año más consolidada y es cada año más ‘clásica’.